Detrás de un proyecto terminado satisfactoriamente hay siempre un trabajo bien hecho.

Coordinación, implicación y correcta ejecución a partes iguales.

Las funciones que desarrolla el equipo humano de Herederos de Basilio Retortillo S.L. son el andamiaje perfecto para que toda obra, reforma o proyecto finalice con una perfecta armonía entre calidad, rigor y compromiso con el objetivo de lograr la excelencia.

Con Dionisio Retortillo como alma mater de Herederos, hoy sus hijos: Víctor Manuel y Rosa María, gestionan una empresa de construcción en la que el capital humano es su activo más importante.

Un equipo de profesionales donde la experiencia, la tenacidad y el cuidado por los detalles se notan en cada uno de los proyectos finalizados.

Antes del inicio de una obra de construcción es fundamental la toma de decisiones. Primero sobre los planos, y luego sobre el terreno: arquitectos, peritos, encargados de obra, maquinistas, encofradores, albañiles, fontaneros, electricistas, alicatadores, yesistas, pintores, carpinteros,… Es una larga lista de técnicos especializados que con su esfuerzo y su trabajo diario consiguen un excelente resultado.